LE ESTUFA DE LEÑA BEKKASINEN – DESEÑO

 

 

Fuente: "De Grote Houtkachel Gids" (Gran guía de estufa de leña) de Ruud Rook.

Los orígenes
Una estufa seria debe ser funcional. Sin embargo, la funcionalidad no debe afectar nunca a la apariencia, que debe ser lo más atractiva posible. Y con respecto a la apariencia, los fabricantes de estufas se han empeñado en fabricar las creaciones más originales posibles.

Un historiador de arte familiarizado con el diseño de estufas ha sido capaz de reconocer un estilo clásico, neogótico, imperial, Biedermeier, Art Nouveau o Nueva Objetividad en el diseño de una estufa. Según su clasificación, las estufas de hierro fundido de estilo clásico y neogótico se fabricaron hasta finales del siglo pasado. Las de estilo Biedermeier de Lange se han fabricado hasta hace poco. La Belle Epoque de Godin es una estufa de Art Nouveau que apareció de repente en el mercado en 1982, tras haber desaparecido durante medio siglo.



.

 

En la literatura danesa, la Bekkasinen del carpintero Bech siempre se conoce como 'el` ejemplo clásico de una estufa de la Nueva Objetividad. Además, esta estufa de acero tiene sus orígenes en 1922 y supuso un modesto cambio en el sector del diseño de estufas, ya que su belleza se debe únicamente a su forma, sin ningún tipo de adorno, floritura o trabajo de hierro forjado.

Desde entonces, el sector del diseño de estufas ha cambiado bastante, aunque estos cambios no empezaron a notarse hasta los años 70. En ese momento, la tecnología en Dinamarca progresaba y ofrecía las oportunidades y los materiales de producción adecuados para diseñar sencillas estufas de acero que fueran funcionales pero sin tener el aspecto de una caja fuerte o un lavaplatos del color de la antracita. Estas estufas se convirtieron en un importante artículo de exportación en Dinamarca. Su diseño se consideró tan importante, bueno e innovador que el Danish Design Council (Consejo de Diseño Danés) concedió tanto a la estufa Fyrtønden del diseñador Hans Dall de 1969 como a las estufas Rais de Bent Falk la etiqueta DD (Danish Design), un reconocimiento a la combinación de funcionalidad y belleza en el diseño de estos productos. En Dinamarca, los diseñadores de estufas cuentan con el mismo reconocimiento que tienen aquí los escritores famosos. Dinamarca empezó a crear `diseño` y el mundo entero se convirtió en un cliente entusiasta.